Consejos para que tu ecommerce sea responsive

La creación de modelos de ecommerce responsive se ha convertido en una necesidad para el comercio online. Las exigencias de los consumidores se han vuelto más sofisticadas. Y es el momento de que las marcas las atiendan y satisfagan. Por eso, queremos hablarte acerca de las ventajas de desarrollar esta clase de espacios de venta.

 

Hacia un diseño web responsive

Es sencillo comprender el trasfondo del diseño responsive. Consiste en adaptar tu portal web para que se pueda ver correctamente en cualquier dispositivo desde el que se vaya a entrar en él. Piensa que buena parte de las compras, por no decir que prácticamente la mayoría, empiezan a realizarse desde dispositivos móviles. Por eso, que una web commerce disponga de una correcta usabilidad es un elemento esencial para garantizar una experiencia satisfactoria y segura en la que el usuario pueda confiar.

 

Claves para un web commerce responsive

Mejorar la usabilidad no solo consiste en un diseño responsive para móviles. Otro punto clave en el que trabajar está en el número de pasos para efectuar una compra. Cuantos menos sean, mejor.

Otro factor de relevancia es que cualquier acción se pueda realizar fácilmente con independencia de los conocimientos del usuario. Que tú hayas hecho algo muchas veces no significa que los demás también. Por lo tanto, piensa siempre en los novatos.

En el diseño acuérdate de incluir elementos visuales. El carrito de compra, un pequeño bloque de espacio con el dinero que se ha invertido, etc.

La página de cada producto también tiene que conservar buenas imágenes y debe de resultar explicativa y fácil de entender.

 

En conclusión, disponer de un ecommerce responsive te permite llegar a un público más amplio. Y, además, generar confianza entre tus posibles clientes. Respetando algunas pautas en tu diseño web podrás desarrollar una usabilidad que juegue a tu favor en el proceso de venta.

Comentarios

Deja tu comentario...